Los jugadores arremeten contra GTA V