El primer videojuego que califica para competir por un Oscar a Mejor Corto Animado